Ciudad Bella Flor. Noviembre – NAVIDAD

Artículo escrito por:

“Es rico porque se puede jugar y compartir” “Como resumen profe, lo mejor de la navidad es pasarla chévere con la familia y compartir con los amigos en otro ambiente"

☺NIÑOS
LOS NIÑOS DE LA FUNDACIÓN NOS CUENTAN LO QUE TU HAS HECHO POSIBLE EN SUS NAVIDADES
Cuando se habla con los niños de Bella Flor sobre Navidad es imposible guardar el orden. Todos tienen algo que decir, algo que recordar, una experiencia que no se borrará tan fácilmente. A continuación hacemos una compilación de los momentos que Támara, Nayder, Laura, Marco, Jayberson y Cristian recuerdan de las navidades pasadas con la Fundación:
“Nos encanta la piscina profe”
“Lo mejor son las actividades”
“Yo me acuerdo que subimos a coger mangos”
“En la de Carmen de Apicalá me acuerdo que hicimos una competencia de comer patilla con las manos
atrás, imagínese profe…”
“Yo me acuerdo es esa navidad que me tocó afeitar una bomba”
“Me acuerdo que en la primera navidad nos dieron capuchino”
“En las navidades se juega fútbol y cuando hay piscina, pues después a la piscina”
“En la del Neusa me acuerdo que nos tocaba hacer una bandera y un montón de cosas y de actividades
con la familia”
“A mí me gusta que podemos compartir más y conocer a otros compañeros. Y también a sus familias”
“Profe a mí lo que más me gusta de las navidades es la comida”
“Sabe de qué me acuerdo de la navidad del Neusa, de la hermana Luz y de Marcar la diferencia”
“Es rico porque se puede jugar y compartir”
“Como resumen profe, lo mejor de la navidad es pasarla chévere con la familia y compartir con los
amigos en otro ambiente
_________________________________________________________________________________
☺VOLUNTARIOS
NOS VAMOS DE PASEO DE OLLA
Hace un par de meses con un grupo de voluntarios, empezamos a preguntarnos qué hacer este año para celebrar la Navidad de los niños de la Fundación, para festejar por un 2012 lleno de alegrías, éxitos, cambios, y no pudimos evitar en pensar en las navidades pasadas…
Soy voluntaria de la Fundación hace 5 años, y me “estrené” de voluntaria organizando la logística de la navidad en el Carmén de Apicalá (2007), que ha sido la navidad más recordada por los niños… ¡Fue una tarea astronómica! Organizamos paseo de dos días para 300 personas en esa época entre papás, niños y voluntarios. Fue una nota, pasamos felices, el grupo Kotoja, que colaboró donando las actividades, fue un éxito. Ese año, es inolvidable. Y simplemente me enamoró completamente de la Fundación.
Han pasado ya 5 navidades desde esa época, y siempre buscamos que nuestras navidades tengan un sentido, como la “Navidad con Sentido” en 2008, en donde quisimos exaltar el trabajo de los niños en sus clubes de artes y que tuvieran el merecido reconocimiento a su esfuerzo y su trabajo disciplinado. Ese año estuvimos en la sede del Colegio Los Nogales, hicimos una presentación de los clubes y en la tarde una carrera de observación.
En mis cinco años de voluntariado, el juego ha sido el centro de las actividades. Como “Una Navidad para Jugar” en 2009, cuando en el Neusa armamos sillas con palos de madera y cuerdas, tuvimos un recorrido entre el bosque del Neusa con los ojos cerrados y cogidos de las manos… El juego incluye a los niños y sus familias. El juego por medio de la experiencia nos enseña, y nadie se da cuenta que está en mitad de una actividad de educación experiencial, solamente porque estamos pasando un gran momento. Claro, este año no será la excepción… Sólo quiero ver cuando disfracen a los voluntarios de pollos y los niños más pequeños entren en su cacería. ¡Va a ser fenomenal!
Siempre el talento de los niños brota por todos lados… En la “Primera Navidad Morada” de 2010, hicimos una carrera de observación en la que los niños debían superar pruebas con sus talentos! Pasamos genial, estuvimos en tierra caliente y nos quedamos a dormir. Es increíble ver cómo el talento de los niños no tiene límite. Su pasión y talento los lleva cada más cerca de encontrar su elemento.
Y es que el Elemento siempre está presente en las actividades de la Fundación… El elemento, aquello por lo que sientes pasión, tienes un talento especial y es tu motor de vida hace que todo salga súper bien. ¡El Elemento de los niños es ser niños! jugar, pasarla bien… En 2011 “Encendimos una estrella” encendimos el talento de los niños y les dimos la oportunidad de reír y divertirse en una navidad llena de estrellas.
Este año no será diferente. Nos Vamos de Paseo de Olla, queremos disfrutar de una navidad en familia, donde los niños estén con sus papás, mamás y hermanitos. Que jueguen con ellos, en actividades de educación experiencial, con el objetivo de involucrar a las familias Bella Flor en un proceso que conduzca a que todos los actores de la Fundación puedan pasar un día divertido para cerrar el año.
Acompáñanos a nuestro Paseo de Olla, vamos a pasar un gran día y a ser muy felices. Como voluntaria espero esta época todo el año; muchos voluntarios navideños aparecen y nos reconectamos por darle a los niños un día inigualable.
Te esperamos.
Eliska Marinovich
Directora Comercial Voluntaria
______________________________________________________________________________
☺DONANTES
TU PUEDES SER PARTE DE ESTA NAVIDAD
La participación en la Navidad Bella Flor es muy fácil! Ayúdanos a ayudar!!!
Dona tu tiempo, dona juguetes, dona tu corazón!
Pregúntanos como navidad@bellaflor.org 318.514.7178
________________________________________________________________________________
☺COMUNIDAD
LO QUE ES UN PASEO DE OLLA PARA LA COMUNIDAD DE LA FUNDACIÓN BELLA FLOR
En esta ocasión Ciudad Bella Flor entrevistó a dos mamás del Barrio. Una de ellas vive hace 10 años en Bella Flor otra fue fundadora del Barrio y vino hace más de 18 años de Boyacá. Estas mamás nos contaron sobre sus paseos de olla. Cómo los vive la comunidad…
Estas son algunas de sus respuestas.
Muchos de los paseos de olla se hacen en el campo, tiene que haber un espacio verde para armar todo.
Los hemos hecho lejos de Bogotá, en el campo y acá en el barrio, allá arriba hace rato, donde estaba la laguna, o donde todavía hay verde, los hemos hecho en Bogotá, yo me acuerdo de uno en el parque El Salitre.
Y uno siempre recuerda los paseos de olla porque está allí desde pequeño y después grande también.
Cuando pequeño se hacen unos cosas, cuando grande otras, pero lo importante de todo paseo de olla es que todos los que van tienen que ayudar en algo. En los de mi familia elegimos al azar quien hace cada cosa.
Unos ayudan con la yuca, otros con la leña, otros ponen a jugar al resto.
¿Qué no puede faltar en un paseo de olla?
¡LA PAPA!
Mucha papa profe, si tiene eso, tiene todo. Ya después Ud. mete yuca, para al que no le gusta la papa y la carnecita y todo lo que le puede meter por el lado. Un buen guacamole y un hogao es bien importante. Pero más que todo, la papa.
Tampoco puede faltar una pelota de fútbol. La gente se pone a jugar para  bajar el almuerzo.
Pero hay otros juegos: por ejemplo una cucharita en la boca con un ping pong y no dejarla caer, o también puede ser con un huevo. Sabe qué, un palo encerado. Ud. encera un palo y arriba le pone regalos y pone a todos a que se suban a bajarlos. El baile es muy importante.
¿Qué es lo que más recuerda de los paseos de olla?
¡LA UNIÓN!
Es un paseo en el que todos ayudan. Es que todo el mundo tiene expectativas de que todo salga bien, que todo el mundo esté unido, que todo puedan compartir, que todos se respeten, que todos se diviertan.
CATEGORÍAS: Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook